Repite la palabra intención o propósito, cuando te sientas angustiado, o sientas que todo está en tu contra y te impide cumplir tu misión. Este recordatorio hazlo en calma y tranquilo. La intención del Espíritu es silenciosamente gozosa.

Recuérdate interiormente que tienes una misión que cumplir en la vida y un compañero silencioso y accesible en cualquier momento que quieras. Desecha los pensamientos del ego. Debes decirte“Estoy aquí a propósito, puedo conseguir cualquier cosa que desee, y lo hago estando en armonía con la omnipresente fuerza creadora del universo”, Empezarán a producirse resultados sincrónicos.

Se consiente que cualquier cosa que desees ya la tienes contigo. Ten el convencimiento de que cuanto buscas ya lo has recibido, que existe en el espíritu y ten la certeza de que tus deseos se cumplirán,“Trátate a ti mismo como si ya fueras la persona que te gustaría ser”.

Comparte esto

Comparte en tus Redes con tus amigos!